Reviews

Loco: Tequila de terruño que enaltece a Jalisco y a sus agaves endémicos

Autor
2 Lectura de minutos

Existe un secreto bien guardado en la industria del Tequila: la mayoría de los agaves que se utilizan para su producción no provienen de la tierra donde se encuentran las destilerías. Esta estrategia de mercadotecnia se explica fácilmente: resulta imposible cultivar suficientes agaves en las regiones con denominación de origen para satisfacer la gran demanda de esta bebida. Sin embargo, diferenciar el tequila de terruño es empoderar el suelo, la materia prima y la tradición ancestral en su elaboración, lo cual marca una gran diferencia entre una buena etiqueta y una extraordinaria. ¿Habías escuchado esto antes? Si has probado el Tequila Loco, seguramente ya lo sabes, aunque quizás no lo hayas pensado conscientemente.

loco-tequila-marcobeteta-review

Distinguir el tequila de terruño es exaltar la esencia del suelo, la calidad de la materia prima y la conexión con la antigua tradición en su elaboración, lo cual marca una gran diferencia entre una etiqueta buena y una verdaderamente excepcional. ¿Habías oído hablar de esto antes? Si has probado el Tequila Loco, seguramente ya lo sabes, aunque quizás no lo hayas reflexionado conscientemente. Reconocer la autenticidad del tequila de terruño es comprender, sin darte cuenta, la importancia de cada detalle en su elaboración.

 

¿Qué es el terruño y por qué influye en Loco Tequila?

 

tequila de terruñoSe conoce como tal al espacio en el que algo sucede, se produce o cultiva.

Comencemos por el principio. Si bien en teoría se llama Tequila solo a ese mezcal producido en Tequila, Jalisco, el IMPI –que es el organismo encargado de regular las denominaciones de origen– autoriza a los 125 municipios del estado, además de algunos en Guanajuato, Tamaulipas, Nayarit y Michoacán.

Los más valorados en el mercado, por supuesto, vienen de Los Altos de Jalisco, aunque también hay muy buena calidad del suelo y condiciones en otros como el municipio El Arenal.

De este último son oriundas las tres etiquetas de Loco que se elaboran en la Hacienda Providencia, la cual, antes de ser parte del proyecto ya tenía fama de innovadora por ser ellos quienes aprovecharon la tecnología y con ella fueron capaces de exportar antes que nadie Tequila a Estados Unidos.

La geografía es la parte más importante a la hora de hablar de Tequila de terruño. La altitud, latitud y altura de El Arenal hace posible que los agaves Tequilana Weber que ahí se cultivan tengan unas cualidades excepcionales. A eso se suma también el saber heredado de las familias que viven ahí por destilar y también la planeación de la siembra.

El tiempo de maduración de un agave para hacer tequila es de más de siete años, motivo por el cual su siembra siempre supone falta de espacio y mucha organización. La producción de Loco es reducida por este motivo, pero lo suficientemente abundante como para dar lo mejor en cada botella.

Ver la nota completa en Marco Beteta

 

Tres caras de la misma moneda

 

tequila de terruño

En Tequilas se rompen géneros y por eso Loco tiene varias presentaciones de El Arenal, embotelladas en forma del destilado más popular de México.

El Blanco no pasa por barrica, así que será el que más notas del agave y su cocción tenga. En él hay hierbas, fruta, minerales. En contraste con los de su categoría, es de cuerpo cremoso y bien estructurado. Las sensaciones sedosas y aterciopeladas dejan un retrogusto con duración media.

Loco Reposado es el resultado de un proceso artesanal y una selección cuidadosa y balanceada de diferentes barricas utilizadas previamente para guardar whisky, Jerez y cerveza. En él se reconocen los aromas a especias y a caramelo. Al primer sorbo se reafirma lo que apareció en la nariz: un Tequila dulce, balanceado con un sutil amargor.

El Puro Corazón es esa producción de mayor calidad y pureza que resulta al destilar el mosto de los agaves. Cada botella está numerada y se entrega en un estuche único. Sus aromas recuerdan la menta y al eucalipto, combinadas con el perfil herbáceo del agave fresco y también el caramelo de la cocción.

La recomendación para los tres es beberlo en copa, no en caballito. Esto permitirá que el oxígeno entre y desprenda los aromas y sabores de una manera más óptima.

Ver la nota completa en Marco Beteta

 

Marco Beteta

Marco Beteta

Autor
Los 6 factores que definen a un tequila de lujo
Un tributo con esencia jalisciense y oaxaqueña